top of page

Tips para tu primera vez de lesbiana a lesbiana



Generalmente, esto es relevante para todas las orientaciones sexuales, no solo de lesbiana a lesbiana. La primera experiencia sexual es algo bastante intrigante, no puedo proporcionar una descripción genérica porque varía según las circunstancias individuales de cada persona.

En mi caso, describiría mi primera vez como interesante. Fue interesante porque ocurrió en un momento que elegí y fue un acto consensuado entre ambas partes. Había un gran afecto entre nosotras y ya existía la confianza para acariciarnos y besarnos, lo que permitió que todo fluyera sin problemas. Obviamente, yo era completamente novata en esto, y de repente me asaltaban pensamientos como: ¿Y si no le agrado a la otra persona?, ¿Y si no funciona?, ¿Y si no se convierte en algo bonito? Básicamente, me inundé de incertidumbres y expectativas sobre algo que ni siquiera conocía. Sin duda, mis expectativas eran elevadas, la idea de experimentar era tremendamente atractiva para mí. Además, albergaba la esperanza de que el momento fuera hermoso, romántico; ya saben, uno tiende a soñar despierto con ese instante. No es hasta que te encuentras en ese preciso instante cuando realmente obtienes respuestas a todas esas preguntas. En mi experiencia, algunas de mis expectativas se cumplieron y otras no, pero al final del día, son solo eso, expectativas. Con el tiempo, estas pueden moldearse y convertirse en realidades.

Es importante aclarar que con el paso del tiempo, uno adquiere una mayor conciencia de lo que disfruta, de lo que le gusta y de cómo conocer a otra persona. En mi opinión, esto hace que cada momento sea cada vez más placentero.

En el contexto de la comunidad gay, en mi experiencia, mi primera vez fue con una mujer. Creo que esto me dio seguridad, ya que, como mujer, tengo un conocimiento innato del cuerpo femenino y sus zonas sensibles. Esto no quiere decir que no deba haber comunicación; simplemente estoy diciendo que, en mi caso, fue una experiencia interesante y agradable. Nunca sentí la obligación de cumplir con las heteronormativas de tener relaciones sexuales con el sexo opuesto. Nunca adopté esa postura, aunque debo admitir que me di la oportunidad de salir con chicos. Sin embargo, a menudo me pregunto si eso fue un intento de evadir mi realidad. Menos aún creo que sea necesario experimentar algo que no deseas; es decir, si sabes que te atraen las mujeres, no es necesario que tengas relaciones sexuales con hombres para confirmar que no quieres estar con un hombre. Esto, lejos de ser beneficioso, puede ser perjudicial.

Algunos consejos que te daría si estás pensando en tener relaciones sexuales con alguien por primera vez: Antes un punto muy importante debes estar seguro/a de tu decisión. Nadie debería presionarte y si no te sientes preparado/a para ese momento, no te apresures. Igualmente, aunque nadie te presione, si no crees que es tu momento, no hay prisa. Tómate el tiempo necesario para sentirte listo/a.

  • Te sugiero que sea con alguien a quien conoces y con quien tienes una conexión emocional. Debería haber un nivel de confianza y familiaridad, quizás ya han compartido caricias o besos.

  • No temas ser inexperto/a. La comunicación lo es todo. Es vital que expreses cómo te sientes física y emocionalmente a medida que las cosas avanzan. Si sientes que tus señales físicas no son comprendidas, no dudes en verbalizar tus sentimientos. Es importante fluir y sentir.

  • No te sientas obligado/a a completar el acto sexual si no lo deseas. Si decides detenerte en cualquier momento, está bien. Nadie debería ser forzado a tener relaciones sexuales.

  • Informate sobre el tema. Con tanta información disponible en internet, puedes aprender sobre higiene, prevención de enfermedades de transmisión sexual, prácticas sexuales y mucho más. Eso te ayudará a sentirte más preparado/a.

  • Mantén una buena higiene personal y cuida de tu salud sexual. Existen métodos para protegerte de las enfermedades de transmisión sexual.

  • Disfruta el momento. Si has decidido estar en esa situación, lo mejor que puedes hacer es disfrutarlo. Deja de preocuparte y déjate llevar. Las cosas no tienen que ser perfectas para ser maravillosas. Las imperfecciones también pueden ser increíbles. Por cierto, algo que me fascina del sexo entre mujeres es que puede ser una experiencia que se prolongue durante mucho tiempo; no termina con el acto en sí, puedes seguir con caricias, abrazos, juegos por un buen rato. Protege tu cuerpo, resguarda tu corazón y goza la vida. Ese sería el consejo que daría si es tu primera vez y siempre. Si disfrutas de mi contenido, te invito a suscribirte a mi blog y seguirme en las redes sociales



7 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo
bottom of page