top of page

Friendzone (Mandar a una o un pretendiente a zona de amistad)




Tema intrigante, ¿no es cierto? ¿Alguna vez has enviado o te han enviado a la "friend zone", es decir, te gustaba alguien, probablemente comenzaste a coquetearle y te rechazaron, o al revés, tú rechazaste a alguien?

Reflexionando un poco sobre por qué podrías enviar a alguien a la friend zone, se me ocurren varios puntos o situaciones diferentes. Por ejemplo:

  1. Tienes o tiene una relación: Para mí, esto ya no es negociable, es decir, no permito que alguien que está en una relación tenga otras intenciones conmigo, por más que insista en decirme que su relación va mal, y ya sabes, todas esas mentiras o excusas que la gente puede decir. Tampoco me permito traspasar las líneas de la amistad cuando estoy en una relación.

  2. No te atrae físicamente. Creo que este es un motivo que para muchos es válido y comprensible. Cada persona se basa en diferentes criterios para decidir con quién salir o con quién no. En mi caso particular, creo que la belleza es subjetiva y que hay muchas cosas más importantes que el aspecto físico, pero también creo que si definitivamente no te atrae nada de una persona, eso puede no cambiar con el tiempo.

  3. Algo definitivamente más saludable es enviar a alguien a la friend zone debido a actitudes, metas u objetivos que no son negociables para ti, es decir, cosas que la persona con la que estás saliendo o conociendo hace o no respeta. Para mí, definitivamente eso sería un indicador de no querer salir con esa persona en términos románticos, pero si tiene cualidades agradables y saludables que me pueden aportar desde una amistad, podría considerar mantenerle en mi vida como amigo.

Por supuesto, pueden existir muchos más motivos, pero estos son los que se me ocurren en este momento. Ahora surge una interrogante. ¿Cuando has enviado a alguien a esta 'friendzone' o zona de amigos, ha funcionado? ¿O cómo has reaccionado cuando te han enviado a esta zona?

En mi experiencia, creo que una vez me relegaron a la zona de amistad. No estoy completamente segura de si cuenta, ya que en realidad solo me vi con esa persona unas pocas veces. Sin embargo, lo que sí sucedió sin duda es que mi interés por ella después de eso se redujo casi a cero. Creo que por varias razones, estaba saliendo con otras personas también y cuando ella no mostró interés en ser una posible pareja, dejó de ser interesante para mí dedicarle tiempo, que en ese momento percibí como tiempo perdido.

También considero que esa relación nunca se desarrolló realmente en términos de amistad, es decir, no compartíamos pasatiempos o intereses tan similares como para decir que podría resultar en una buena amistad. En ese momento ni siquiera lo pensé, por lo que poco a poco nos fuimos distanciando hasta que dejamos de hablar.

Por otro lado, tengo en mente a varias personas a las que he relegado a la zona de amistad y la relación ha continuado, aunque de manera menos constante en la mayoría de los casos. Sin embargo, ha continuado y ahora nos relacionamos sin problemas bajo esa perspectiva de amistad.

Creo que es más fácil para muchas personas decir que no a alguien que tener que enfrentar un rechazo. Esto depende mucho de la madurez de la persona, cómo maneja esa situación y cómo lidia con el rechazo.

Supongo que la forma en que interpretas la situación depende de ti. Por ejemplo, puedes pensar, "Perdí mi tiempo, me utilizó, el rechazo es lo peor, debería haberme dicho antes para no ilusionarme", etc. Sin embargo, otra persona podría decir, "Es totalmente válido, no es que yo no sea interesante como persona, simplemente tenemos diferentes formas de ver las cosas, lo tomo como un aprendizaje, valoro si me interesa la persona como amigo y sigo mi camino". A menudo, deberíamos tomar la sinceridad como un regalo y no como algo que hiere.

También creo que es importante tener en cuenta que si la persona decide que solo quiere ser tu amigo, debes respetar su decisión. Es decir, no debes aprovechar cada encuentro para hacer insinuaciones o intentar conquistarla de nuevo. Esta situación puede resultar muy incómoda. Por otro lado, si realmente quieres conservar esta amistad, debes ser coherente.

Es crucial hablar sobre las cosas que son importantes para las personas, cómo se sienten, cuáles son tus intenciones con esa persona y viceversa.

Hace unas semanas, salí con una chica que me hizo precisamente esa pregunta: "¿Cuáles son tus intenciones en esta relación? ¿Amistad o crees que podría ser algo más?". Respondí a esa pregunta de manera muy honesta. Le dije que podría ser una bonita amistad pero que también podría surgir algo más, por lo que me gustaría seguir conociéndola. Y yo le agradecí por preguntar, ahora te hago la misma pregunta y ella respondió prácticamente lo mismo, lo cual me alegró saber que estábamos en la misma página.

Creo que si ella o yo hubiéramos respondido simplemente "amistad", aparte de ser una respuesta válida, sin duda nos habría situado en la realidad y no solo en expectativas o falsas ilusiones.

A menudo, lo que nos duele como seres humanos son las expectativas y los anhelos que creamos en castillos de cristal, sin fundamentos y basados en otro ser humano que no somos nosotros mismos.

Aquí tienes algunos consejos para tener en cuenta cuando estás saliendo con alguien:

A) No descuides tu vida personal, es decir, si tienes una rutina que te mantiene en equilibrio, no la abandones. Sigue haciendo ejercicio, meditando, saliendo con tus amigos y familia.

B) Sé que al principio puede ser muy agradable pasar mucho tiempo con la persona con la que estás saliendo, pero no te descuides a ti mismo ni a tu entorno.

C) Habla sobre las cosas que son importantes para ti, cuáles son tus límites y qué cosas no estás dispuesto a tolerar en una relación.

D) Presta atención a las señales de alerta y no las ignores. A menudo las pasamos por alto debido a la emoción del momento, pero luego nos preguntamos por qué no nos hicimos caso.

E) No normalices situaciones incómodas o desagradables y habla de ellas cuando ocurran. Si la persona con la que estás saliendo no está dispuesta a hablar de estos temas, definitivamente es una señal de alerta.

F) Si sigues involucrándote con el mismo tipo de personas, es posible que haya algo que necesites trabajar en ti mismo. Te recomendaría que consideres la terapia y te tomes el tiempo para sanar antes de decidir salir con alguien de nuevo.

Tómate el tiempo para conocer a las personas antes de dar un paso más. No te apresures solo porque la otra persona quiera avanzar; hazlo cuando te sientas cómodo con la situación. Siempre pregunta sobre las cosas que son importantes para ti.

Si te gusta mi contenido, suscríbete a mi blog.




5 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo
bottom of page